Soy emprendedor. ¿Qué aspectos legales debo tener en cuenta antes de iniciar mi negocio?

Patricio Puen Marileo
Emprendimientos
0 comentarios

Entiendo que lo principal al momento de iniciar el emprendimiento sea la idea. Ese producto o servicio que crees que va a cambiar el mundo, que va a hacerlo mejor, o simplemente solucionar un problema. Luego entiendes que la propuesta de valor es lo más importante, o bien siguiendo a otros grandes empresarios y emprendedores tienes nociones aún más grandes de lo que abarca un negocio. Sin embargo, la gran mayoría de las personas que inician un emprendimiento olvidan el aspecto legal de su negocio, principalmente porque, como he dicho anteriormente, no parece ser relevante al principio, mucho menos si inicias tu proyecto como una start up.

“Emprender es un juego de equipo, que muchos intentan jugar solos”

Patricio Puen

Hoy estuve escuchando a una persona decir que inicio negocios millonarios, pero que luego perdió absolutamente todo, así que me puse a pensar ¿cómo pudo ocurrir esto?. Mi primera teoría es que estas personas no sabían lo que es la separación de patrimonios. Mi segunda hipótesis, es que estas personas sabían separar patrimonios, y también aprovechar las ventajas impositivas, pero abusaron de ellas.

Supongamos que no sabes nada de separación de patrimonios, tampoco de cómo aprovechar las ventajas impositivas. Lo que te voy a explicar es lo más básico que debes entender, si tu objetivo es iniciar un emprendimiento, porque entonces deberás proteger tus intereses patrimoniales.

Constituye una sociedad, primero.

Si empiezas el negocio con alguien más puedes elegir entre una Sociedad de Responsabilidad Limitada (SRL) o una Sociedad por Acciones (SpA). Si eres un solo emprendedor la alternativa a elegir es la Sociedad por Acciones (SpA). No elijas las E.I.R.L. porque no tendrás protección total. Una vez constituida la sociedad ya entonces has separado los patrimonios, es decir, lo único que tienes en riesgo de perder es solamente el dinero que pusiste como aporte social. Ya nadie te va a venir a embargar la casa o los bienes que tienes en ella, como motivo de las deudas u obligaciones que adquiriste en representación de la sociedad. Para ello existen desde herramientas gratuitas como Escritorio Empresa hasta costosos estudios jurídicos, la decisión siempre es tuya. No tiene ninguna complejidad vender papas fritas, pero hay una diferencia grande entre, por ejemplo, Doggis y el carrito que está en Caupolicán con Montt, en Temuco.

Contratos de trabajo, si vas a tener empleados.

La principal razón es la sanción que impone el Código del Trabajo, que se refiere a que si el contrato no ha sido establecido dentro de 15 días desde que el trabajador se incorporó a las labores, establece una multa de 5 UTM. O bien, la falta de contrato escrito hará presumir legalmente que son estipulaciones del contrato las que declare el trabajador. Aun cuando ambas situaciones pueden ser reparadas por vía judicial, es mejor evitar este problema.

Un Finiquito, cada vez que alguien se vaya a trabajar a otro lado.

El finiquito es la manera en que estableces junto a tu empleado que no hay relación ni obligaciones pendientes. Por supuesto para ello se exige que el empleador (nos referimos a ti) haya pagado las cotizaciones previsionales.

Si vas a tener una página web de tu negocio. Políticas de Privacidad y Condiciones de Uso.

Esto te protege de las posibles demandas por uso de datos obtenidos a través de formularios que están en tu página. Estás entregando las estipulaciones que las personas deben aceptar al momento de utilizar los servicios proporcionados en línea, celebrando de esta manera un contrato de adhesión, que en virtud de la autonomía de la voluntad de las partes es vinculante (obligatoria) y por lo tanto te ofrece protección jurídica. Por otro lado, ofreces una percepción mucho más profesional.

Si vas a celebrar contratos. Todos deben ser a nombre de la empresa, y tú actúas como representante.

Parece muy obvio, pero a veces se inicia un negocio sin estar constituido como empresa, y luego cuando la empresa es constituida, todos esos contratos no cambian los titulares, lo que podría ocasionar algunos problemas jurídicos y no aplica la protección legal que has creado con todo lo anteriormente mencionado.

Ahora bien, si no tienes tanto dinero para lograr tus proyectos puedes crear bonos convertibles en acciones para venderlos, o vender acciones. Esta última alternativa no la recomiendo si no tienes el consejo legal adecuado, podrías terminar metido en problemas que involucran delitos penales. La línea entre el bien y el mal es demasiado delgada. Sólo quiero dejarte la idea que es posible, más adelante estaré hablando sobre eso.

Recuerda que atendemos personalmente en Temuco y Nueva Imperial. Ante cualquier duda no dudes en contactarnos por cualquier medio.



¿Necesitas asesoría para tu caso en particular?

Información de contacto

  • Abogado en línea
  • +56945470377
  • contacto@legaltop.cl
  • General Aldunate 719, oficina 804, Temuco
  • Información Importante: Recuerda que atendemos personalmente en Temuco y comunas aledañas. Fuera de la Región consultar disponibilidad de agenda

Síguenos en: